Por Candelaria Sartori

En el marco de la pandemia global, tras conocerse la publicación en el Boletín Oficial de la Resolución N° 567/20 del Ministerio De Salud, que estableció la prohibición de ingreso al país, por un plazo de 30 días, de las personas extranjeras no residentes que hubieren transitado por “zonas afectadas” en los 14 días previos a su llegada, y la publicación de los Decretos N° 274/2020 y 313/2020 que prohíben el ingreso de extranjeros no residentes al territorio nacional y argentinos con residencia en el exterior  a través de puertos, aeropuertos, pasos internacionales, centros de frontera y cualquier otro punto de acceso, sumado al cierre de múltiples fronteras alrededor del mundo, la gran mayoría de los viajes de múltiples pasajeros fueron cancelados.

Cancelaciones y reprogramaciones de viajes.

Los derechos que asisten al pasajero por cancelación de vuelos y denegación de embarque, que aplicarían en estas circunstancias son, por un lado el endoso de su contrato de transporte (incluyendo conexiones con espacio confirmado, cuando sea aceptable para el pasajero) o a ser reencaminado por otra ruta hacia el destino indicado en el contrato (por los servicios del transportador o en los servicios de otro transportador, o por otro medio de transporte, en estos últimos casos sujeto a disponibilidad de espacio).

Por otro lado, además, se prevén los reintegros de la tarifa por causas no imputables al pasajero cuando un transportador cancela un vuelo.

En relación al monto del reintegro, será igual a la tarifa pagada cuando ningún tramo del viaje haya sido realizado, la cantidad a reembolsar será igual a la tarifa pagada.

En el caso que un tramo del viaje haya sido realizado, la cantidad a reembolsar será, en el transporte interno, el monto de la tarifa pagada por el pasajero desde el punto de cancelación hasta el aeródromo de destino indicado en el billete, y en el transporte internacional será el más alto de la tarifa de ida, menos descuentos y cargos aplicables desde el punto de interrupción hasta el de destino o primer punto de parada, estancia, o la diferencia entre la tarifa pagada y la tarifa por el transporte utilizado.

Asimismo, debemos tener en cuenta, que la normativa indica que aquellos pasajeros que, voluntaria y expresamente, acepten la compensación por embarque denegado, no tendrían derecho a efectuar ningún tipo de reclamo posterior al transportador.

Reembolsos De Hotelería

Aunque muchas plataformas de reserva de alojamiento y hoteles también están flexibilizando sus políticas de cancelación, como en el caso de “Airbnb”, la cual en las reservas hechas hasta el 14/03 inclusive, permite cancelar las reservas de alojamiento, aunque no se haya elegido ese tipo de tarifa, y recibir un reembolso del 100% sin penalidad alguna, o el caso de la plataforma Booking, que también está reembolsando cualquier pago por adelantado y eliminando los cargos de cancelación en los casos en que el cliente haya solicitado cancelar la reserva con motivo de la situación de fuerza mayor,  numerosas cadenas de hotelería no han contestado ni reembolsado el monto de la estadía a sus clientes.

En Argentina la situación imposibilidad de cumplimiento de una obligación por circunstancias de fuerza mayor ajenas a las partes  está prevista en el art. 955 y siguientes del Código Civil y Comercial de la Nación (en materia de obligaciones), y refiere a circunstancias imprevistas y fuera del control de las partes que pueden hacer que el cumplimiento de sus obligaciones sea demasiado gravoso o incluso imposible. Si tenemos en cuenta esta definición, la pandemia internacional del COVID-19 encuadra perfectamente en la misma. La parte que invoca la fuerza mayor puede suspender, diferir o liberarse de responsabilidad. Por otro lado, en materia contractual, el art. 1090 del CCCN contempla la posibilidad de rescindir un contrato cuando se ve “frustrado el fin del mismo” la suspensión o terminación de un contrato por esta causal, estará disponible incluso cuando el contrato no incluya una disposición al respecto.

Además, mediante las Resoluciones 131/2020 y 136/2020 del Ministerio De Turismo y Deportes publicadas el 17 y 18 de marzo de 2020 respectivamente, se establece que los Agentes de Viaje, los establecimientos hoteleros, los servicios de alojamiento temporario, de la República Argentina, deberán devolver a los turistas usuarios toda suma de dinero que hubieren percibido en concepto de reserva por alojamientos, cualquiera sea la plataforma transaccional o modalidad de reserva, contratación o pago, a ser usufructuados durante el periodo comprendido entre la fecha de entrada en vigencia de la medida y el 31 de marzo del año en curso.