Por Candelaria Sartori

Una de las primeras restricciones impuestas por diferentes provincias y municipios en el marco de la pandemia mundial, fue la suspensión y cancelación de eventos masivos, públicos y privados.

Debe tenerse en consideración que la legislación argentina tiene un plexo normativo amplio en protección de los consumidores. A más de ello, el art. 1090 del CCCN contempla la posibilidad de rescindir un contrato cuando se ve “frustrado el fin del mismo” la suspensión o terminación de un contrato por esta causal, estará disponible incluso cuando el contrato no incluya una disposición al respecto.

A continuación, pondremos de manifiesto situaciones que se presentan en nuestro dia a dia, a los fines de su mayor comprensión.-

Evento o espectáculo que fue cancelado (conciertos, fiestas, o eventos deportivos o culturales)

En cuanto a entradas a diferentes eventos masivos públicos o privados (fiestas, conciertos, teatro, partidos, etc.), lo habitual es que se reprograme en otra fecha la celebración del mismo y se podrá ingresar con la misma entrada. En dicho caso, el consumidor podrá optar por aceptar la reprogramación.-

En el caso de que el mismo se vea imposibilitado de asistir y/o decida no aceptar la propuesta que se le haya acercado tiene derecho a la devolución íntegra del importe abonado, ya que evidentemente nos encontramos ante una situación de fuerza mayor.-

Cuotas de gimnasio

Se podrá reclamar el reembolso de la parte proporcional por los días que no hayan brindado el servicio, en caso de que no se ponga a disposición ningún tipo de alternativa de entrenamiento, como por ejemplo, clases virtuales, para que los usuarios continúen con el mismo.-

Instituciones Educativas Privadas

Las cuotas de las mismas, deberán continuar abonandose, ya que  el servicio se continúa prestando de manera alternativa. Sin embargo, atento a la situación actual, el Gobierno Nacional mediante el acuerdo publicado el 02/04/2020  estableció una serie de recomendaciones para instituciones educativas de gestión privada, entre las cuales,  se encuentran el congelamiento de aranceles, no cobrar servicios directos interrumpidos (como por ej. comedor del colegio), diferir el pago de un porcentaje del total del arancel para aquellas familias que no puedan afrontarlos y flexibilizar o extender las fechas de pago, entre otras.-